viernes, agosto 19, 2005

LOBITO

Yo, de puro mamón había comprado uno de esos polerones con el logo de la universidad y de puro caliente se lo había tenido que dar a un compañero, porque en un viaje que hicimos juntos le regalé el de él a una mulata que conocí y que pensé que sería la mujer de mi vida.

Cuando volvimos de las vacaciones de verano, el negro, mi compañero de universidad, me exigió la devolución de su polerón. Lo tuve que hacer, así que me quedé ahí, sin el símbolo mamón de mi entrada a la universidad.

No se reconocer donde estaba la motivación de mi cariño y apego por esa prenda, lo cierto es que se fue de mi lado una cosa muy preciada. Estaba triste, caminando a mi casa y pensando en eso cuando me saludó y cuando me pregunto cómo andaba. Le transmití mi pesar. Me preguntó como era ese polerón y por que lo quería tanto. No recuerdo qué le dije.

A los dos días más o menos, mi amigo me entregó un paquete de papel café, “es un regalo”, dijo. Se lo agradecí y lo abrí en mi casa. Era un polerón igual al mío. No supe donde lo había conseguido, seguro que en la basura, porque estaba hediondísimo. Lo lavé y lo tengo hasta el día de hoy. De eso hace como diez años.

Cuando pasó el tiempo, abandoné la casa materna y no supe mucho más de mi compañero de barrio. Alguna vez cuando volví de visita, lo vi pero no me reconoció.

Ayer un tío me contó que lo mataron, le dieron como diez puñaladas en plena calle, y le dejaron metido un destornillador en la guata. Tal vez se lo buscó, no lo se. Una vez me contó que había matado a dos tipos, pero que lo había hecho en defensa propia. Tal vez fue excesivamente agresivo en razón de un estado eufórico, provocado por la pasta base que consumía habitualmente y se encontró con un tipo más choro que él.

Tal vez murió en su ley, tal vez no haya nada que condenar por su muerte, eso no lo sé. Solo puedo dar fe de que, si existe algún lugar en que dar testimonio de las obras de bien, de esas que son más que solo meterse la mano al bolsillo y sacar lo que sobra, esas que suponen hacerse cargo del mundo de los demás, con toda la puta contradicción y falta de sentido común que tienen a veces los mundos de los demás; yo voy a estar ahí testificando por el Lobito.

Etiquetas:

9 Comentarios:

Blogger Lucho Correa dijo...

buena reflexión sobre la marginalidad, es probable, que un poco de carne le haya faltado a la pelicula el roto, adaptación miserable de la obra de edwards bello, sigue por esta ruta, y la pluma se nota mas libre

23/8/05 10:56  
Blogger Jorge Molina Sanhueza dijo...

qué historia eh?

24/8/05 19:30  
Blogger alexandro alvarez dijo...

correa. trata de no refeirite a las cosas que escribo como si fueras un crítico de algo.

al menos molina va por el sarcasmo breve.

metete a su blog de molina... ahí podíh ir de crítico.

24/8/05 20:42  
Blogger Lucho Correa dijo...

No voy en plan de crítico de nada, solo que la contradicción y el debate me seduce como una buena mamada ¿entenderás eso?

Además, solo me parece que tu historia de chico marginal, a lo self made man, que sale de la pobla, resulta ludica cuando quieres voltear a una pendeja necesitada de sexo e inteligencia, conmigo ahorrate la cebolla y busca que falta para que las historias sean intensas

24/8/05 23:57  
Blogger alexandro alvarez dijo...

parece que se te hace dificil entender que me da una raja tu apronte literario.

mi juego me entretetiene a mi y si no te parece intenso, entonces juega, uno tu mismo.

en este minuto estoy operando con los peñis y eso si que esta entretenido.

25/8/05 11:52  
Blogger Lucho Correa dijo...

Obvio, el juego te tiene que entretener a ti, ahora para que sea divertido, te sugiero que lo hagas colectivo, en una de esas en mapudungun se hace mas ludico.

26/8/05 01:12  
Blogger Marcylor dijo...

Yo leí este post hace rato y lo encontré suficientemente honesto como para quedarme muda y no tener las patas de comentar nada.
Quizás si hubiera sido contado como ficción, pero acá es realidad, y na que hacer, eso es incomentable.
Me recordó otras historias, ex. Oscar Castro y la Vida Simplemente, o Torcuato Luca de Tena, Edad Prohibida. No es lo mismo, pero se resumen en dar la vuelta en redondo en la vida y aparecer en sitios distintos, como reduces el puente entre los caminos divergentes.

29/8/05 12:58  
Blogger Jorge Molina Sanhueza dijo...

actualiza el blog, po...

11/9/05 13:44  
Anonymous Anónimo dijo...

Where did you find it? Interesting read buy phentermine Descargar videos de lesbianas exclusivamentegratis Laser hair removal orlando fl American thunder motorcycle tv show online hp unix training fairfield resorts Vegetarian online cooking schools Deck pressure washers Looking for adipex $97 phentermine $55 didrex $79 access+provider+internet+service piece of crap Chicago murder lady on phone online payment Fling i poo shirt t Mazda 2.2 diesel Backpacks book bags

26/4/07 14:03  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal