martes, enero 24, 2006

HOY

Hoy llamé a mi hijo. Me contestó su madre. Él no estaba en condiciones de hablar, creo que por los pagüer renyer. Ella me dijo cosas de buena crianza sobre el clima y sobre cómo estaba yo y sobre cómo estaba ella. “Bien”, creo que dijo, “qué calor ¿verdad?”.

Recibí un correo de una amiga gringa que me mostraba algunos programas de becas y de cooperación. Agradecí casi sin darme cuenta qué escribía. Después de enviado el mensaje, noté un error de redacción, ya era demasiado tarde. De todos modos, mi amiga habla poco castellano.

Sentí celos cuando la madre de mi hijo me dijo que pronto se iría a vivir con su novio y mi primogénito. Sentí celos, sobre todo, porque teníamos un asunto pendiente con él, sobre un pasaje de una película que habíamos visto y no quiso hablar conmigo. Estaba en otra cosa. Seguro que el novio de su madre lo entretiene más. No creo, es un tarado pusilánime. Con los años lo notará. Su madre es de relaciones largas.

En Chile ganó una mujer, separada y agnóstica y en Bolivia un indio sin estudios superiores. Eso me gusta. Pero aunque me lo esperaba, me encuentro en la tele con algunos de mis patrioteros compatriotas y me sorprendo. Eso no me gusta.

Me metí al blog de lo que Sepúlveda llama un “minón” y me encontré con que su último post, era sobre un maravilloso blog que había encontrado de un tal “no sé qué”. Me dieron celos. Nunca dijo eso sobre el mío. Se lo “dije” en un comment. Después de escribirlo y publicarlo, me arrepentí. Todo eso me dio un poco vergüenza.

Hoy almorcé con una mujer bonita, muy bonita. Mojaba permanentemente sus labios, como si los tuviera partidos. Los tenía muy rojos y eran lindos. Ella me aburría en realidad. Estaba más ocupado en encontrar algo alrededor que me entretuviera. Me fijé en una de las meseras. Yo siempre almuerzo ahí. Ella siempre me atiende. Es gorda y más atractiva que mi compañera de almuerzo. Cuando la perdí de vista, vi afuera un mendigo con la actitud de un aristócrata. Eso me gustó.

Hoy fue un día normal, no hizo ni frío ni calor, creo que no conversé con nadie en realidad y que lo único que realmente sentí fueron celos.

Etiquetas:

6 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

¡Sí noto el error, pero yo era cortés por no mencionándolo!
¡Y otra vez, no soy una gringa - soy CANADIENSE!
(Tu amiga entiende más castellano que tu realizas...)

24/1/06 03:41  
Blogger Atcharya dijo...

Pero que celos, Alexo... y tanta vergüenza innecesaria. ¡
No es necesario!

Relax, shhhhhhhekirisi. Jap!

Si que celoso te pusiste, ahh. Significa que mi última entrada, está mal lograda! mamamía... y no es que te esté dando explicaciones, pero la verdad, ME GUSTÓ EL BLOG AQUELLL, independiente del género de su creación.

Y me gustó, ya que ahí encontré cierta seductura energía espiritual.

Gracias por hacerlo notar. Pues lo debo aclarar. IPSO FACTOOOOOOO!

24/1/06 10:31  
Blogger Atcharya dijo...

es más, copiaré parte de éste commet. ya que estoy apurada!

24/1/06 10:33  
Blogger Amanda dijo...

también mi día fue normal, ni frío, ni calor

24/1/06 19:21  
Blogger Atcharya dijo...

El sábado por la mañana, emerjo con maletas y petacas, rumbo al oasis del descanso.

Saludos mañaneros

26/1/06 23:37  
Anonymous Anónimo dijo...

Very cool design! Useful information. Go on! » »

26/4/07 21:03  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal